1. Inicio
  2. Tips Exportador
  3. 8 consejos de liderazgo de uno de los mejores entrenadores de la historia
02 Junio del 2018 a las 11:38 am

8 consejos de liderazgo de uno de los mejores entrenadores de la historia

Los expertos en temas de fútbol lo consideran uno de los mejores entrenadores en la historia de este deporte, ya que lideró al Manchester United durante 26 temporadas alcanzando 48 títulos antes de retirarse, en mayo del 2013, luego de convertir al equipo en uno de los más importantes de Europa.

Precisamente, Anita Elberse, profesora en la Facultad de Administración de Negocios de Harvard Business School, publicó en octubre del 2012 un extenso artículo en la revista Harvard BusinessReview, donde analiza el estilo de Alex Ferguson y señala que el director técnico como líder se caracterizó por no perder el control ni dentro ni fuera de las canchas.

Aspi que para Elberse, existen ocho lecciones de liderazgo que Ferguson aplicó durante sus años como DT del Manchester United, que se pueden aplicar en el mundo de los negocios:

1. Comenzar con la base

Cuando en 1986 Ferguson llegó al equipo buscó a sus potenciales fuera de la liga de mayores, principalmente aquellos con la edad promedio de nueve años, como David Beckham. Así que construyó desde abajo hacia arriba al equipo. A su juicio, el trabajo en equipo surge con los años, gracias a la fluidez y continuidad, produciendo un vínculo que, a su vez, crea un espíritu.

2. Reconstruir el equipo

Ferguson a menudo echó jugadores, incluidos aquellos que más apreciaba. Según Ferguson dejó ir a David Beckham en 2003, luego que su fama fuera del campo comenzara a eclipsar su carrera. El objetivo era evolucionar, poco a poco, reemplazando a jugadores mayores con jugadores más jóvenes. El objetivo era “refrescar el equipo”, dejando a un lado las individualidades.

3. Establecer estándares altos

El DT inglés dividió su labor técnica en dos partes. Por un lado, estaba el trabajo en el campo de juego, diseñando estrategias innovadoras para vencer a los rivales. Pero, por otro lado, dedicó gran parte de su tiempo al trabajo psicológico con los jugadores, preparando sus mentes para darlo todo en la cancha para ganar.

4. No ceder el control

A Ferguson no le temblaba la mano. Si los jugadores se metían en problemas, los despedía. En 2005, después que el capitán Roy Keane criticara públicamente a sus compañeros de equipo, Ferguson dio por terminado su contrato.

5. Hacer ver los defectos

Ferguson buscaba los momentos más oportunos para hacerles notar sus defectos al equipo. A veces lo hacía en el medio tiempo, dependiendo de cómo iba el marcador, otras veces esperaba hasta el final del partido.

6. Prepararse para ganar

Su equipo era conocido por anotar goles a pocos minutos del final de los partidos. Según Ferguson, eso obedecía a una estrategia: faltando 15 minutos, aún si perdían, se arriesgaban más, añadiendo un atacante adicional y preocupándose menos por la defensa. Para él, si perdían, no iba a variar el marcador, pero, si ganaban, era como una doble victoria.

7. El poder de la observación

Desde que se inició como entrenador del equipo, Ferguson delegaba cada vez más las sesiones de entrenamiento a entrenadores asistentes, para observar cualquier “caída en el entusiasmo” de los jugadores. Para él, la capacidad de comprender a los jugadores es vital.

8. Nunca dejar de adaptarse

A medida que el juego cambiaba, Ferguson trajo un equipo de científicos deportivos instalando puestos de vitamina D en el vestuario para compensar el clima sombrío de Manchester, usó chalecos equipados con sensores de GPS para analizar el rendimiento, contrató a un optometrista, un instructor de yoga y hasta construyó una instalación médica en el campo de entrenamiento.

Etiquetas :

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Avatar
imagenes-eventos